fbpx

Video #16 El menú Paletas en MuseScore

Video #16 El menú Paletas en MuseScore

¡Muy buenas a todos! ¿Qué tal? Soy Ismael Vallejo de Clave de Mi y este es el vídeo número 16 de nuestro curso MuseTube, el curso en el que estamos aprendiendo MuseScore desde lo más básico hasta lo más avanzado, para que podáis convertiros, ya sabéis, en expertos en MuseScore.

Dejamos atrás el vídeo anterior, un vídeo bastante espeso, un poco complejo y poco intuitivo, para pasar a un vídeo que yo considero bastante más sencillo, y es el del menú de paletas. El menú de paletas, por así decirlo, es uno de los menús que más vamos a utilizar, ya que ahí tenemos todo aquello que no sean notas, es decir, ligaduras, dinámicas, armaduras, compás, vamos, todo lo que se añade a la música excepto las notas. Por tanto, es muy importante tener muy claro cómo funciona, cómo está estructurado y cómo podemos utilizarlo. Así que, sin más, nos vamos al ordenador y comenzamos.

Como veis, tengo aquí una partitura recién creada y abierta. Y lo primero que tenemos que tener localizado es dónde está el menú de paletas. Como ya lo sabéis del vídeo de la interfaz, el menú de paletas está aquí. Si acaso no os apareciese, es posible que estuviese oculto. Por lo que, si lo tenéis así, simplemente con la tecla F9 podemos mostrarlo y ocultarlo, o bien desde «Ver > Paletas».

Una vez que ya tenemos claro dónde está localizado y cómo podemos acceder a él, podemos ver que está organizado en un montón de diferentes categorías. Todas estas categorías, como ya digo, lo que van a hacer es darnos todos aquellos elementos que podemos introducir en una partitura, excepto prácticamente las notas. Lo que tenéis que tener en cuenta es que quizás no tenéis ni las mismas categorías que yo, ni en el mismo orden. Esto, ¿por qué es? Porque yo puedo, por ejemplo, en «Notas de adorno», hacer clic sobre él y moverlo hacia donde yo quiera y ponerlo arriba del todo, por ejemplo, los que más utilizo, que podrían ser, por ejemplo, armaduras o claves, es decir, es configurable al 100%. Por otra parte, si hay alguna categoría que, por ejemplo, no vamos a utilizar, podemos ocultarla para dejar solo aquellas que más utilicemos. Y que sea más sencillo acceder a ellas. Por ejemplo, en mi caso, voy a ocultar «Guitarra». Simplemente doy a los tres puntos y doy a «Ocultar paleta». El resto de opciones, las veremos en siguientes vídeos cuando aprendamos a crear paletas personalizadas. En este caso, nos vamos a centrar en trabajar solo con aquellas que MuseScore nos proporciona.

Como ya decía, si doy a «Ocultar paletas», automáticamente vemos cómo «Guitarra» nos ha desaparecido, pero no os preocupéis, que es recuperable. Todo aquello que tengamos oculto podemos encontrarlo desde el botón «Agregar paletas». Como veis, aquí tenemos una serie de categorías que yo, en mi caso, no las he añadido, porque seguramente no me habrán hecho falta. Y como no puede ser menos, aquí está «Guitarra», que es la que acabo de ocultar. Si quiero volver a mostrarlas, simplemente hago clic sobre el botón de «+» y automáticamente ya nos informa de que nos ha añadido «Guitarra». Y si quitamos este menú haciendo clic en «Agregar paletas» de nuevo, ya vemos cómo «Guitarra» ha vuelto a aparecer.

Ahora, si elegimos cualquier categoría, por ejemplo, «Compases», y hacemos clic sobre la flecha de al lado, vemos cómo se nos despliega y nos proporciona un montón de diferentes tipos de compases que podríamos añadir sobre nuestra partitura. Igualmente, vemos que aquí abajo nos aparece un botón de «Más». Eso es porque al final, MuseScore nos muestra aquellos que son más típicos, pero nosotros podemos hacer clic sobre el botón «Más» y vemos que aquí tenemos tres extra. Además de que, para este caso en particular, tenemos un botón de «Crear indicación de compás» por si queremos crear un compás personalizado para nuestra partitura.

Si, por ejemplo, quisiésemos utilizar este «4×2» que viene aquí, simplemente hacemos clic sobre él y, sin soltar, lo arrastramos a nuestra paleta. Como veis, de esa forma nos está dejando agregarla en la posición que queramos. Yo, en mi caso, como no lo quiero, lo voy a volver a arrastrar a donde estaba, y ahora que me sale el símbolo de prohibido, lo suelto para no aplicar ningún cambio. Igualmente, podéis reorganizar el resto de las que tengáis. Por ejemplo, si el «4×4» lo utilizáis muchísimo, podéis hacer clic sobre él y ponerlo al principio. De esa forma es más fácil localizarlo.

Una vez que tenemos claro cómo está organizado nuestro menú de paletas, vamos a ver cómo ponerlas en nuestra partitura. Y es que realmente tenemos dos formas de introducir elementos en nuestra partitura. Por ejemplo, ya que estamos en «Compases», vamos a seguir en «Compases». Una de ellas sería simplemente haciendo clic sobre el elemento que queremos y, sin soltar, llevárnoslo al elemento correspondiente. En este caso, al ser un tipo de compás, lo suyo sería llevarlo a un elemento de tipo compás, y como veis, automáticamente se nos pone de color azul. Si ahora suelto, vemos que automáticamente nos ha cambiado el tipo de compás.

La segunda forma es hacer clic previamente sobre el elemento que queremos modificar. Por ejemplo, el compás de «2×4», y una vez que está seleccionado, hacer clic sobre la anotación que queremos poner. Por ejemplo, el «4×4». Hago simplemente clic, y automáticamente vemos cómo nos lo deja como antes. A mí personalmente me gusta utilizar más esta segunda opción, ya que me permite, por ejemplo, cuando quiero añadir un elemento sobre varias notas, seleccionar todas las notas y luego, haciendo clic una única vez, se me añaden todas. Pero eso lo vamos a ver a continuación.

Antes de eso, contaros que tenemos tres tipos de elementos. Elementos que se añaden sobre otros elementos, por ejemplo, este compás que se ha añadido sobre otro compás, o, por ejemplo, si hago clic sobre una nota y me voy a «Dinámicas», puedo poner, por ejemplo, un «Piano», es decir, un elemento que lo añado sobre otro elemento. Lo he hecho sobre una única nota, pero, por ejemplo, podría añadirlo sobre esta nota y sobre la última. Para ello, previamente pulso la tecla «Ctrl» y hago clic sobre ella. De esa forma, me selecciona las dos. Vemos cómo se nos marca en azul, y ahora, por ejemplo, podría añadir un «mf». De esa forma, tendría el «Mezzo Forte» añadido a las dos notas de una sola vez.

Otro tipo de elementos, por ejemplo, son aquellos que van sobre un rango. Por ejemplo, si quiero añadir una ligadura desde esta nota hasta esta nota, selecciono las dos, me voy a «Articulaciones» y añado, por ejemplo, una «Ligadura de expresión». De esa forma, vemos que, aunque son dos elementos, realmente la ligadura solo afecta al conjunto de ellos.

Y luego, tenemos un tercer tipo de elementos, que podríamos decir de compás completo. Por ejemplo, yo voy a hacer clic directamente sobre el compás o sobre varios compases, y añadir, por ejemplo, una casilla de repetición. Me voy a «Repeticiones y saltos» y, por ejemplo, marco la del número uno. De esa forma, vemos cómo automáticamente me lo añade a compases completos.

Por cierto, no lo he dicho, pero si os fijáis, al lado del botón de «Agregar paletas» aparece una lupita. Esta lupa nos permite buscar elementos dentro de nuestras paletas. Por ejemplo, si quiero buscar un trino y no sé dónde está, es tan sencillo como escribir «tri» y automáticamente vemos cómo en «Ornamentaciones» nos aparece aquí el trino. Obviamente, nos aparecerá todo aquello que tenga que ver con «tri», como triple sostenido, triple bemol, mordente, etc. Pero vamos, al fin y al cabo, es una forma muy rápida también de buscar elementos. Personalmente, no lo utilizo tanto, porque ya hay un momento en que sé más o menos dónde está todo ubicado.

Y, de hecho, ahora vamos a ver paleta por paleta de una forma muy rápida, dónde está más o menos todo. Pero si sois nuevos o algún elemento en algún momento no lo encontráis, recordad que siempre podéis buscar el menú de búsqueda para encontrarlo rápidamente.

Antes de hacer el repaso a todas las paletas que hay, os quiero enseñar lo que se llama la «Paleta maestra» que podemos acceder a ella desde «Ver > Paleta maestra» o pulsando «Mayus + F9». Como veis, aquí tenemos una representación exacta de todas las categorías que encontramos antes en nuestras paletas y podemos también desde aquí agregarlas. Como veis, tenemos un montón de diferentes elementos que podemos añadir. La única diferencia que tenemos entre la paleta maestra y nuestro menú de paletas es la última categoría, la categoría de «Símbolos». Aquí, como veis, hay un montonazo de símbolos diferentes que podemos añadir a nuestra partitura, pero que no tendrá ningún efecto sobre ella. Es decir, todo lo anterior, todo lo que tenemos desde «Claves» hasta «Barras de agrupación», tienen efecto sobre las partituras o bien a la hora de reproducción, etcétera. Pero todo lo que hay en símbolos es simplemente una anotación a modo de información. Es decir, no va a tener ningún tipo de repercusión, sin embargo, puede ser muy útil para determinadas notaciones.

Como veis, lo tenéis organizado en un montón de diferentes categorías. Antes de hacer una revisión más completa de todas las categorías, quería hablaros sobre estos tres puntitos que aparecen aquí junto a paletas. Si hago clic sobre él, tengo la opción de abrir solo una paleta por vez. Esto me permite que si yo, por ejemplo, abro la categoría de líneas, me cierra la de compases. Si abro la de arpegios, me cierra la de líneas. De esa forma, podemos ver de una forma mucho más rápida las categorías, pero es verdad que solo podemos tener una abierta. A mí personalmente no me gusta esta opción, pero os la dejo aquí por si vosotros os organizáis mejor así. Yo prefiero tener varias abiertas e ir eligiendo el elemento que necesito en ese momento. Otras dos opciones interesantes son la de «Contraer todas las paletas», que nos cerrará todas, o el de «Tener todas abiertas», donde de esta forma podemos tener todos los elementos accesibles. Aunque eso sí, para navegar de uno a otro, pues hay veces que tenemos que irnos desde arriba hasta abajo.

Por último, lo de «Desacoplar» nos permite sacar el menú de paletas fuera, pero a mí personalmente me gusta tenerlo organizado junto con las otras pestañas. Y ahora ya así contraemos todo y os cuento rápidamente qué podemos encontrar en cada uno.

En «Guitarra», son elementos propios de la guitarra, por ejemplo, elementos relativos a la digitación de los dedos de guitarra o de los trastes.

En «Armaduras», tenemos todas las tonalidades posibles y podemos crear más para nuestra partitura.

En «Claves», podemos encontrar las siete claves típicas, más la de percusión, tablaturas, etcétera.

En «Nota de adorno», podemos encontrar apoyaturas, acacciaturas y un largo etcétera.

En «Trémolos», como su propio nombre indica, podemos encontrar una variedad de trémolos.

En «Respiraciones y pausas», podemos encontrar calderones, respiraciones de pausa, etcétera.

En «Ornamentaciones», por ejemplo, tenemos grupetos, trinos o mordentes.

«Arpegios y glissandos», pues como su propio nombre indica, nos sirve para hacer glissandos entre notas.

En «Líneas», tenemos una mezcla bastante interesante. Tenemos desde ligaduras, dinámicas de crescendo y decrescendo, repeticiones de compás y otros tipos de línea que quizás se utilizan menos, pero la verdad es que esta categoría es un poco popurrí de otras categorías.

«Barras de agrupación» nos permite agrupar corcheas, semicorcheas, fusas, etcétera, en función de si queremos tenerlas sueltas o agrupadas.

«Digitación», al igual que las de guitarra de antes, tenemos digitaciones para, por ejemplo, piano, instrumentos de viento metal o guitarra.

«Compases», ya lo hemos visto antes, tenemos un montón de variedad de compases diferentes.

«Tempo» nos permite ajustar la velocidad de nuestra partitura, tanto en figura igual a un BPM o a nivel de un nombre. Estos nombres luego representan, a su vez, un tipo de BPM.

En «Altura» nos permite subir o bajar una o dos octavas sobre la partitura que tenemos.

«Alteraciones», aunque ya lo hemos contado en vídeos anteriores, nos permite alterar una nota hacia arriba o hacia abajo.

«Dinámicas», aunque la acabamos de ver, nos permite poner pianos, fortes, crescendo, decrescendo, etcétera.

En «Articulaciones», tenemos un sinfín de diferentes tipos de acentos para poner sobre nuestras notas.

En «Texto», nos permite poner todos los tipos de texto, tanto texto de pentagrama, de sistema, texto de letras, de acordes, trémolos, pizzicatos, etcétera.

«Teclado» es todo aquello relativo al piano, pedal, etcétera.

«Repeticiones y saltos» es todo aquello que nos permitirá marcar una repetición, tanto como barras, casillas de repetición, saltos de coda, etcétera.

«Barras de compás» es una parte, por así decirlo, de repeticiones y saltos, también nos permite añadir barras que no tienen que ser necesariamente para repeticiones.

«Disposición» nos permite formatear nuestra partitura, añadiendo saltos de compás, saltos de página, secciones, etcétera.

Y luego en las paletas que tengo ocultas, que las voy a mostrar rápidamente todas para explicároslas:

En «Cabezas de notas», podemos ajustar para cada nota cómo queremos que tenga la cabeza.

En «Llaves», diferentes llaves para unir, por ejemplo, diferentes pentagramas.

«Diagramas de acorde», nos permite para la guitarra mostrar un diagrama de acordes de cómo irán los dedos colocados.

En «Acordeón», son digitaciones típicas de este instrumento.

«Ornamentaciones de gaita», lo mismo, pero refiriéndose a la gaita.

Y me falta el arpa, que no sé por qué no me lo ha añadido. Vuelvo aquí, efectivamente, aquí está. Ha añadido el arpa y el arpa, obviamente, nos permite añadir el diagrama de los pedales que tiene un arpa.

Creo que no me he dejado ninguno, y espero no haber extendido mucho. Si alguno no lo encontráis o no sabéis si existe, podéis dejármelo en un comentario e intentaré ayudaros a localizarlo si es que existe. Recordad que siempre podéis mirar en la parte de «Símbolos» por si acaso viene ahí incluido.

Y hasta aquí el vídeo de hoy. Creo que es un vídeo relativamente sencillo, pero no por ello menos importante. Como ya digo, es uno de los pilares básicos, ya que aquí tenemos todos los elementos, excepto las notas, que vamos a ir añadiendo a nuestra partitura. Por tanto, iremos viendo cómo, según lo vayamos utilizando, nos iremos acordando de dónde está organizado cada uno. Y si no, siempre tenemos la opción del buscador.

En el siguiente vídeo, pasaremos a otra de las pestañas importantes, que es la del menú de propiedades, o lo que era lo mismo en MuseScore 3, el inspector. Como sabéis, es una paleta muy importante que nos permitirá tanto ajustar a nivel gráfico como a nivel de reproducción muchos de los elementos que tenemos añadidos a nuestra partitura.

Y hasta aquí el vídeo de hoy. Si todavía tenéis alguna duda o algún elemento que no sabéis dónde encontrar o cómo utilizarlo, podéis dejarlo en un comentario, y sabéis que os responderé lo antes posible. Igualmente, os agradeceré mucho si dejáis vuestro like, y si os gusta esta serie de vídeos que estoy haciendo, os animo a suscribiros. Y de esa forma, YouTube os irá informando de cada vídeo que voy subiendo. De esa forma, no os perderéis ninguno, y podéis ir poco a poco siguiendo el curso. Así que nada más, con esto me despido, y nos vemos en próximos vídeos.

Hasta pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad