fbpx

Video #10: Varias voces (o capas) en MuseScore

Video #10: Varias voces (o capas) en MuseScore

¡Muy buenas a todos! ¿Qué tal? Soy Ismael Vallejo de Clave de Mi y os doy la bienvenida al vídeo número 10 del curso MuseTube, el curso donde estamos aprendiendo MuseScore desde lo más básico hasta las funciones más avanzadas.

Como veis, hoy tengo la voz un poco fastidiada, pero eso no impedirá que siga haciendo vídeos para vosotros.

Concretamente, en el vídeo de hoy nos centraremos en el concepto de «voces». Veremos y aclararemos qué son las voces, ya que es posible que la palabra pueda confundir y que os penséis que es una cosa en vez de otra, y aprenderemos qué herramientas nos da MuseScore para poder gestionarlas.

Así que nos vamos al ordenador, ¡y comenzamos!

Y lo primero es explicar qué es una «voz», para que no lo confundamos con otros conceptos que pueden resultar parecidos. Y es que una voz no es más que una línea de música dentro de un pentagrama y con su propio ritmo independiente de otra línea de música también dentro del mismo pentagrama.

Si venís de otros editores de partituras, como Finale o Sibelius, es posible que este concepto lo conozcáis como «capas» en vez de como «voces», pero en la práctica es lo mismo. Es decir, en este caso, cuando hablamos de «voces» no nos referimos a las 4 voces típicas de los cantos de coral (soprano, alto o contralto, tenor y bajo); eso no tiene nada que ver con el concepto de «voces» que aquí vamos a ver. Por otra parte, también decir que no hay que confundir las «voces» con los «acordes», ya que en un acorde es cierto que tenemos varias líneas melódicas, pero todas llevan el mismo ritmo. Sin embargo, cuando hablamos de «voces» el ritmo es diferente para cada una de ellas.

Tenemos muchísimos ejemplos de partituras que usan múltiples voces, las más típicas son quizás las de piano o algunas típicas de canto, donde se agrupan en un pentagrama en «clave de sol» tanto la soprano como la contralto mientras que en el pentagrama de «clave de fa» se agrupan la voz de tenor y bajo. Es decir, tendríamos varias líneas melódicas y rítmicas dentro de un mismo pentagrama.

Por norma general, en MuseScore siempre trabajaremos por defecto con la voz 1 y de esa forma introduciremos nuestra primera línea melódica. Como veremos, MuseScore automáticamente ajustará las plicas en función de la altura de la nota.

Como sabéis, si escribimos notas que están por debajo de la línea central, las plicas automáticamente irán hacia arriba, mientras que si escribimos notas que están por encima de la línea central, las plicas por defecto irán hacia abajo y si la nota está en la línea central tenemos la libertad de ponerla hacia arriba o hacia abajo.

Sin embargo, si agregamos más voces, automáticamente MuseScore intentará ajustar las plicas de forma que sea mucho mejor su legibilidad. Pero vamos a ir viéndolo todo poco a poco y con ejemplos.

En primer lugar, los botones que nos permiten cambiar entre voces los podemos encontrar aquí arriba, en la «barra de figuras». Como veis, por defecto sólo se muestran la voz 1 y la voz 2, pero MuseScore nos permite tener hasta 4 voces.

Para mostrarlas, simplemente debemos hacer clic sobre el botón de engranaje y abajo del todo, como veis, tenemos las 4 voces, de las cuales solo estábamos mostrando las dos primeras. Para mostrar la 3 y la 4, simplemente hacemos clic sobre el ojo.

También deciros que, aunque vamos a poner algún ejemplo rápido sobre las voces 3 y 4, en la práctica yo solo he utilizado la voz 1 y la voz 2 y en algún caso muy, muy, muy raro, de alguna partitura más compleja, la 3, pero realmente lo normal no es pasar de la 2.

Ahora, como ya decía, si por defecto hago clic en el primer compás, vemos como automáticamente se nos selecciona la voz 1 y en esta voz, como ya decía, puedo añadir diferentes notas, que veremos cómo la plicas se van ajustando.

Por ejemplo, voy a introducir un «Do grave» y vemos como la plica va hacia arriba. Si ahora introduzco un «Do agudo», vemos como la plica va hacia abajo y si introduzco un «Si», por defecto nos lo pone hacia abajo pero podríamos intercambiarlo, ya que musicalmente sería igual de correcto.

Otro detalle a tener en cuenta es que si nos fijamos en la voz 1, vemos como la plica está hacia arriba y en la voz 2 la plica está hacia abajo. Igualmente para las voces 3 y 4. Esto es para indicarnos que cuando utilicemos múltiples voces, es decir, no sólo una como ahora, automáticamente MuseScore nos colocará las plicas de las voces 1 y 3 hacia arriba mientras que la de las voces 2 y 4 nos las colocará hacia abajo.

De esa forma, lo que nos está indicando es que cuando tengamos una partitura con 2 voces por ejemplo, dejemos las notas agudas con la voz 1 y las notas graves con la voz 2. De esa forma, las plicas no se entrelazarán.

Os pongo un ejemplo. Voy a borrar este compás y voy a escribir 2 líneas melódicas: una aguda y una grave. Como he dicho, en la voz 1 introduciré las notas agudas (por ejemplo voy a introducir cuatro «Re(s)» y vemos que, por defecto, las picas nos las pone hacia abajo ya que solo tenemos 1 voz.

Ahora, para introducir una segunda línea melódica, me iría a la primera nota, haciendo clic pulsaría la «N» para volver a introducir notas, y una vez se me ha sombreado hago clic sobre la voz número 2.

Automáticamente vemos como se nos ha puesto en verde ahora, ya que el color azul es solo para la voz 1.

Concretamente, los cuatro colores son: el azul para la voz 1, el verde para la voz 2, el naranja para la voz 3 y el violeta para la voz 4.

En este caso, al estar en verde nos está indicando que estamos en la voz número 2. Si yo aquí introduzco ahora, por ejemplo, una «blanca» en un «Mi grave» (cambio a «blanca» con el número 6 e introduzco el «Mi»), vemos que el compás ha cambiado.

Lo primero que nos damos cuenta es que las 4 notas de la voz 1 automáticamente han cambiado la plica hacia arriba, como decía, porque son las agudas y para que no se entremezclen las plicas. En segundo lugar, vemos como este «Mi grave» que acabo de introducir automáticamente nos ha colocado la plica hacia abajo (por lo mismo que decía), y aquí ahora a continuación podría introducir otra nota más (por ejemplo un «Fa»), y vemos como de esta forma se nos quedan perfectamente diferenciadas todas las notas .

Tenedlo en cuenta porque mucha gente, por defecto, siempre coloca la voz 1 para las notas graves y la voz 2 para las notas agudas, de forma que las plicas quedarán entremezcladas. Por poner un ejemplo y también para explicaros cómo es, tenemos la posibilidad de intercambiar las voces. Para ello, seleccionamos el compás y si nos vamos a «Herramientas» -> «Voces», vemos que tenemos la posibilidad de intercambiarlas.

En este caso vamos a intercambiar las voces 1 y 2 para que veáis cómo queda. Una vez intercambiadas, lo que nos ha hecho es que ahora las 2 «blancas» son la voz 1 y, por tanto, les pone las plicas hacia arriba, mientras que la voz 2 son las notas agudas y nos ponen las plicas hacia abajo. Como vemos, es mucho menos legible que antes.

Por tanto, recordad, siempre agudas voz 1 y graves voz 2.

Voy a dejarlo como estaba, volviendo a hacer clic en «Herramientas» -> «Voces», y las vuelvo a intercambiar.

Otra cosa que no he comentado es que no tenemos la posibilidad de que para cada voz suene un instrumento diferente, es decir, si aquí tenemos, por ejemplo, puesto que es el piano, sonará con piano tanto la voz 1 como la voz 2.

También deciros que si por lo que sea, hay alguna nota que no nos termina de convencer la dirección de su plica, siempre podemos cambiarla de forma manual.

Para ello, seleccionamos la nota y bien mediante este botón que dice «Invertir dirección» o con el atajo de teclado «X», vemos cómo podemos intercambiar la dirección de la plica de forma manual.

Igualmente, si selecciono el compás completo y pulso «X» vemos como nos las intercambia.

Ya lo he dicho al principio del vídeo, pero recordad que es importante elegir la voz sobre la que queremos escribir después de haber ingresado en el modo de edición de notas y esto lo digo por lo siguiente. Si yo aquí llego y entro en modo edición de notas (con la letra «N») y aquí pongo otras 4 notas (por ejemplo, otros 4 «Re(s)», y ahora imaginaos que quiero introducir la voz número 2 igual que hemos hecho en el compás anterior. Si yo por lo que sea, hago clic sobre la nota donde quiero empezar y no pulso la «N» de introducción de notas, antes de pulsar sobre el botón de la voz número 2, lo que va a hacer es que la nota seleccionada me la va a cambiar de voz.

Como veis, ¿qué ha acaba do ocurrir? Que he dado a la voz número 2 antes de haber ingresado en el modo de inserción de notas, automáticamente lo que ha hecho es que la primera «negra» me la ha introducido en la segunda voz, me ha introducido tres silencios para completar el compás de la número 2 y en la voz número 1, que teníamos las 3 «negras», me ha agregado un silencio para completarlo. De esta forma, vemos que tanto la voz número 1 como la voz número 2 quedan completas, pero realmente, lo que deberíamos haber hecho es lo siguiente: Voy a volver a dejar esta nota en la voz número 1, para ello la selecciono y hago clic sobre el número 1 y ahora ya, una vez que tengo las 4 «negras» en la voz número 1, hago clic sobre la letra «N» (de introducción de notas), ahora ya sí hago clic sobre la voz número 2 y aquí ya puedo introducir lo que yo quiera.

A continuación, vamos a ver algunos aspectos que tenemos que tener en cuenta cuando en nuestras voces tengamos algún silencio. Por ejemplo, voy a introducir en una primera voz 4 notas como antes, 4 «Re(s)» y ahora en la voz número 2 (como he dicho, primero la «N» y luego el número 2)…

Por cierto, el atajo de teclado no le he dicho, pero igual que podemos hacer clic sobre las diferentes voces, también podemos hacerlo pulsando «Ctrl + Alt + número de la voz» a la que queramos ir. En este caso «Ctrl + Alt + 2» y vemos como automáticamente podemos empezar a introducir notas para la voz número 2. Una vez aquí, como ya decía, voy a introducir primero un silencio, en este caso un «silencio de negra» pulsando el 5 y el número 0.

Una vez introducido esto, voy a introducir algunas «corcheas», por ejemplo… Como veis, automáticamente MuseScore ha colocado el «silencio de negra» un poco más bajo de lo normal para que no se solape con el «Re» de arriba. Sin embargo, tenemos ciertos ajustes que podemos realizar sobre este silencio.

El primero de ellos es simplemente pulsar la tecla «V» para que desaparezca. Aunque lo veamos en gris, si esto lo exportamos a PDF, veremos que automáticamente no aparecerá.

Igualmente, al tratarse de un silencio de la voz número 2, simplemente pulsando «Supr.», podemos eliminarlo (ojo, solo si son de las voces 2, 3, y 4, si es de la voz 1 MuseScore no nos dejará eliminarlo).

Igualmente, yo recomiendo no eliminarlo, ya que me parece que puede resultar de ayuda para el instrumentista que tenga que interpretar la obra el tener el silencio ocupando la posición que le corresponde, para guiarse de que la siguiente «corchea» empieza en el segundo tiempo.

Si hemos eliminado un silencio por error y queremos volver a dejarlo como estaba, la única solución es intercambiar las voces. Por tanto, hago clic sobre el compás, me voy a «Herramientas» -> «Voces», las intercambio y las vuelvo a intercambiar para dejarlo como estaba.

De esa forma, vemos cómo hemos recuperado el silencio eliminado.

Por otra parte también podemos realizar un ajuste fino de la posición del silencio. Podemos hacer clic sobre él y con las teclas del teclado de «Flecha arriba» y «Flecha abajo» colocarlo donde nos parezca más oportuno.

Igualmente podemos configurar de forma automática la posición de los silencios con respecto a la otra nota desde «Formato» -> «Estilo» y en el apartado de «Silencios», establecer si por defecto queremos que deje «Un espacio» o «Dos espacios».

Como veis, cuando pongo «Dos espacios» se aleja más de la nota de arriba y si dejo «Un espacio», que es el por defecto, viene mucho más cerca. Esto podéis configurarlo como prefiráis.

Por último y para que veáis cómo funcionan en conjunto las 4 voces, voy a hacer un pequeño ejemplo introduciéndolas todas ellas.

Por ejemplo, para la voz 1 pulso primero la tecla «N», voy a introducir una «redonda», por ejemplo, un «Sol agudo». Para la voz número 2, vuelvo hacia atrás pulsando «Ctrl + Flecha izquierda», para volver al principio del compás anterior, ahora cambio a la voz número 2, para ello pulso «Ctrl + Alt + 2». Aquí voy a introducir, por ejemplo, un par de «blancas graves», por ejemplo 2 «Mi(s)». Vuelvo al principio otra vez con «Ctrl + Flecha izquierda». Cambio a la voz número 3 con «Ctrl + Alt + 3». Aquí voy a introducir algunas notas agudas, por ejemplo, «La, Si, Do y Re». Vuelvo al principio y por último, para la voz número 4, puedo introducir, por ejemplo, algunas «corcheas».

Como veis, aquí tenemos en un mismo compás las 4 voces: la «redonda» con la voz 1, las «blancas» con la voz 2, las «negras» con la voz 3 y las «corcheas» con la voz 4.

Ahora aquí ya, como decía, podemos realizar un ajuste fino cambiando algunas plicas. Por ejemplo, esta «blanca» la puedo intercambiar para que se vea mejor su plica con la tecla «X», e igual con la otra «blanca».

De esa forma, vemos cómo hemos mejorado un poco la apariencia. Igualmente, también podríamos cambiar esta «negra» para que apunte hacia abajo y de esa forma vemos cómo tenemos ya todas las notas mostrándose de forma correcta.

Por último y aunque lo veremos en futuros vídeos, quería contaros que existe un concepto llamado «implosión y explosión» de notas y no es más que la posibilidad de separar varias voces en diferentes pentagramas e igualmente unir varios pentagramas en uno solo, pero en diferentes voces, pero como ya digo, esto lo veremos en próximos vídeos.

Y hasta aquí el vídeo de hoy. Espero que haya quedado más o menos claro el concepto de «voz», cómo utilizarlo y que no haya quedado demasiado lioso, cómo cambiar de una voz a otra y cómo ir introduciendo notas de forma que quede lo más legible posible.

Igualmente, como siempre, si todavía quedan algunas dudas podéis dejarlo en un comentario e intentaré responderos lo antes posible. Si te gusta esta serie de vídeos, igualmente puedes suscribirte y activar la campanita y de esa forma YouTube te irá avisando cuando vaya subiendo nuevos vídeos

Así que nada, lo dejamos por hoy y nos vemos próximamente con nuevos vídeos.

¡Hasta pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad